martes, 4 de junio de 2013

Conejo frito con ajos y tomillo.



Seguramente esta receta no va a sorprender a nadie, pero precisamente por la facilidad de su elaboración y lo rico que queda merece la pena su recordatorio.

La carne de conejo es muy apreciada en este pais, no así en algunas zonas de Europa donde crian los conejos a modo de mascotas. Se caracteriza por ser carne blanca con muy poca grasa que responde bien a las distintas preparaciones que le damos en nuestras cocinas.

El precio suele ser asequible a la mayor parte de las economias familiares y está muy recomendada por los nutricionistas por el aporte de proteínas de alto valor y el bajo aporte calórico.

Indispensable en la preparación de muchos arroces como la paella valenciana, es excelente en rellenos, guisos, escabeches etc.

Para esta receta solo se necesita aceite suave, si es de oliva virgen mejor, carne de conejo, preferible que sea de un animal joven, de menos de 1 kg limpio en canal, 1 cabeza de ajos, una rama de tomillo, una copa (125ml) de vino blanco, sal y pimienta.

Ingredientes para 2 personas:

  • ½ conejo cortado a trozos para freir
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 rama de tomillo
  • 1 copa de vino blanco
  • Aceite de oliva suave
  • Sal y pimienta molida

Elaboración:

Freir los trozos de conejo salpimentados  en sartén con 4/5 cucharadas de aceite, a fuego medio durante 10 minutos hasta que doren y reservar.

Cortar por la mitad la cabeza de ajos y rehogar en el mismo aceite junto a la ramita de tomillo 1 minuto. Añadir la copa de vino.

Cuando coja el hervor incorporar los trozos de conejo y tapar. Cocinar a fuego bajo durante unos 10 minutos más. Apagar.

Se puede acompañar con una ensalada o unas patatas fritas, panadera al micro etc.




COMENTARIO NUTRICIONAL

¿A quien no le apetece este rico plato? Como segundo y acompañado de unas verduras a la plancha, el conejo es una de las carnes preferidas de la mayoría de los consumidores debido a su sabor y su bajo aporte graso. Contiene ácidos grasos saturados y colesterol, aunque su cantidad es bastante inferior que el de las carnes rojas, como seria el caso de la ternera. Sin embargo, en este tipo de cocción, será importante tener en cuenta la cantidad de aceite utilizado, ya que el frito, es la técnica culinaria por la cual el alimento absorbe más cantidad de grasa y es lo que aumenta su valor energético final.





.

10 comentarios:

  1. Si nos ponemos a pensar en los pobres animales no comeríamos nada. Yo voy perdiendo el apetito por la carne, pero me gusta mucho el jamón ... !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Si nos ponemos a pensar en los pobres animales no comeríamos nada".- Esta frase da que pensar y mucho puesto que en este mundo en el que vivimos los animales, incluidos nosotros mismos, siempre nos hemos comido los unos a los otros. Y quizás debe de ser así, no lo sé. Porque..... qué comería un depredador como por ejemplo.... un águila, si se acabaran los pequeños mamíferos como conejos, ratones etc??De hecho, con la de gente que hay en el planeta, si no se hubiera inventado la cria de animales para el consumo creo que poco quedaría en libertad. Y el jamón tambien corre, jaja!! Un saludo!

      Eliminar
  2. Hola, me encanta el conejo pero casi no lo pruebo porque en casa no hace mucha gracia. Lo curioso es que nunca lo he comido frito, siempre en salsa o con arroz, ya probaré. Las recetas sorprendentes están bien de vez en cuando pero a mí las que más me gustan son las de toda la vida, buen y soleado día!

    ResponderEliminar
  3. En Aragón es muy típica la salsa de ajolio, salsa bien sencilla, solo necesita ajo, huevo y aceite para prepararse y una batidora para batir bien todo.
    Por ello el conejo me gusta asado con esta salsa.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuy rico, si señor. Aquí en Levante es igual: el conejo a la brasa o plancha y acompañado del clásico allioli, aceite, huevo y ajo. Buen dia!

      Eliminar
  4. Seguro que tras la notaza de tu hija Ana con el saxo la brasa eres tú de satisfacción, ardes de contento. Bravo para Ana y para toda la famillia.

    ResponderEliminar
  5. Bravo por la música!Gracias Ana!

    ResponderEliminar
  6. Y si lo guardamos para comerlo al dia siguiente seguira igual de bueno¿?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual o mejor. Pero quizás habrá que calentarlo en sartén con un poco de aceite. El "micro"le quita gracia!Salud y buenos alimentos!!

      Eliminar

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.