miércoles, 6 de febrero de 2013

Arroz Basmati con frutas y especias



Esta variedad de arroz, de grano largo y fino, se diferencia de otros por su agradable fragancia y su particular sabor. Se dice que este arroz criado en las cercanias del Himalaya,  la cordillera más alta del mundo, goza de sus virtudes de aroma y sabor tan pronunciados por estar más cerca de los dioses que le confieren sus inigualables cualidades.

Cocinado solo resulta un excelente acompañamiento para carnes o pescados preparados con alguna salsa. Una particularidad de este arroz es la cocción con menos aporte de líquido, a tener en cuenta para que nos quede un grano suelto y al dente.



Para 2-3 personas necesitamos:

1 taza (medida) de arroz basmati
2 tazas (medidas) de agua
1 copita de vino blanco seco
2 cebolletas
1 diente de ajo
1 tallo de apio fresco
1 zanahoria mediana
1 puñado de pasas (50 g aprox.)
1 puñado de pistachos pelados
1 manzana verde agridulce
1 naranja
1 puñado de guisantes tiernos
1 cucharadita rasa de Ras el Hanout
Pizca de jengibre fresco rallado
Aceite de oliva suave 
Sal 
Mantequilla (opcional)


Preparación:

Poner el agua ya medida a calentar. Cuando rompa a hervir escaldar los guisantes durante 5 minutos. Sacar los guisantes y reservar. Guardar el agua para cocer el arroz.

En sartén honda o cazo poner una nuez de mantequilla y/o dos cucharadas de aceite de oliva suave. Saltear el arroz durante 1-2 minutos. Mojar con la copita de vino blanco, remover y añadir el agua. Rectificar de sal y cocinar a fuego medio hasta que el arroz absorba el agua y esté al “dente”, es decir, el grano hecho pero que mantenga firme el corazón. Remover los granos para soltarlos y reservar.





En sartén con tres cucharadas de aceite de oliva suave pochar las cebolletas cortadas en juliana fina. Añadir la zanahoria y el apio cortado a dados pequeños del tamaño de un guisante. Añadir las pasas y los pistachos y remover. 

Cocinar unos minutos. Incorporar la manzana pelada, despepitada y cortada en dados y los guisantes escaldados.  Seguir cocinando a fuego medio durante unos minutos, removiendo continuamente. Por último rallar un poquito de jengibre (ojo, pica) y especiar con “ras el hanout”. Remover bien todo para que tome el sabor de las especias y apagar el fuego.






Para presentar: pelar en vivo la naranja sin desgajar. Cortar lonchas finas con un cuchillo bien afilado o con el cortafiambres. Forrar con ellas la base del plato. Servir encima el arroz con un molde o formando un montículo. Decorar con perejil o con cebollino picado.




COMENTARIO NUTRICIONAL



Este plato de sabor quizás oriental debido a las especias y la variedad del arroz, es rico en hidratos de carbono y vitaminas y minerales. Es apto para todo tipo de personas, solamente las personas diabéticas tienen que tener en cuenta la cantidad de arroz, así como la cantidad de fruta (rica en fructosa). Por lo demás, se puede combinar con carne o pescado para completar la comida en nutrientes principales.



4 comentarios:

  1. Curioso plato y muy colorido. Me ha dado la curiosidad sobre la palabra "basmati" y ya he aprendido algo más gracias a tí. La primera vez que comí este arroz fue en Inglaterra, con pollo, verduras y curry pero no noté ese sabor especial de los dioses porque el curry lo invadía todo.
    Sigo con la cantinela de "A woman of a certain age" y cada vez me gusta más, igual va a ser el descubrimiento musical del año para mí; el del año pasado fue "Hummingbird" de Wilco, ¿lo conoces? Gracias de nuevo por la canción, happy Sunday!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, tiene un sabor propio, suave y muy agradable. He oido algo de Wilco, poco.

      Eliminar
  2. Foto xula buena presentacio
    Bon diumenge!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuina, graçies per la teva visita.

      Eliminar

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.