miércoles, 6 de febrero de 2013

Espinacas a la catalana (con pasas y piñones)





Esta excelente verdura de hojas no demasiado grandes, verdes y oscuras podemos encontrarla la mayor parte del año bien sea congelada o fresca. Si es fresca la podemos comer cruda en ensaladas, pizzas y otras preparaciones, en todas está deliciosa. 

Hoy la vamos a presentar con un refrito de cebolleta, ajo, jamón, pasas y piñones. Se puede hacer simplemente con un diente de ajo, un puñado de pasas y otro de piñones aunque de esta manera el resultado es un sabor más complejo y agradable para el que no es muy amigo de las “hojas verdes”.

Hay que añadir que tiene muchas vitaminas y antioxidantes, es interesante incluirla en nuestra dieta.
Para la receta hemos utilizado espinacas congeladas en cubos, ya vienen racionadas.



Para 2 personas necesitamos:


  • 2 raciones de espinacas congeladas (400 g)
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • Taquitos de jamon serrano (opcional, a gusto)
  • 20 g de piñones
  • 20 pasas sultana
  • Aceite de oliva suave
  • Sal


Preparación:

Poner al fuego agua abundante y llevar a ebullición. Introducir las espinacas congeladas y esperar a que vuelva a hervir, apagar y dejar que acaben de descongelarse. Escurrir y reservar.





En sartén con 2-3 cucharadas de aceite rehogar el jamón y reservar. Poner el diente de ajo en láminas o entero y chafado  seguido de la cebolleta cortada en juliana. Rehogar unos minutos y añadir las pasas y los piñones, rehogar todo a fuego suave.




Cuando los piñones tomen un poco de color y la cebolla esté añadir las espinacas. Saltear bien con el refrito durante unos minutos. Rectificar de sal teniendo en cuenta que el jamón ha dejado su punto.




Para presentar: disponer en el plato las espinacas y adornar con el jamón y una tostada de pan.




 COMENTARIO NUTRICIONAL



Esta verdura de hoja verde es muy rica en agua y tiene un contenido muy bajo en hidratos de carbono y grasas, por lo que es apta para dietas equilibradas e hipocalóricas. Su contenido en fibra, al igual que ocurre con la mayoría de las verduras, es considerable, por lo que resulta beneficioso para el organismo y posibles problemas de estreñimiento. Esta verdura destaca por la cantidad de vitaminas y minerales, ya que es rica en provitamina A y vitaminas antioxidantes como la C y la E. En cuanto a minerales, las espinacas son muy ricas en calcio, sin embargo, su aprovechamiento es más bajo que el procedente de productos lácteos u otros alimentos que son fuente de este mineral. Igual ocurre con el hierro, cuya absorción es mucho mayor cuando procede de alimentos de origen animal.


6 comentarios:

  1. Mira, que buena idea. Me las voy a hacer, pero para mi sola abriré un bote ya cocidas y las arreglaré tal como lo explicas en tu receta. Gracias !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algunos super's hay unas bolsas de espinacas frescas, limpias y cortadas que para 1-2 están muy bien. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Popeye el marino soy .. pí pí..
    Ay qué gansa soy y qué poco fundamento tengo porque hará más de diez años que no como esta verdura, imperdonable.. Me encantaba la tortilla de espinacas que hacía mi madre; bueno, un día de éstos las preparo como tú, pero, ya me conoces, las pasas, ellas solitas, de postre, asteburu on!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tortilla de espinacas es un manjar!!Salud!!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Hola Cuina, graçies per vindre. Si, es una de les preparacions que mès m'agrada. Bon dia!!

      Eliminar

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.