jueves, 21 de junio de 2012

Coliflor gratinada

Pertenece a la familia de las coles, coles de Bruselas, brécol o brócoli, repollo, lombarda;  ayudan a depurar toxinas, son ricos en vitaminas y excelentes antioxidantes por lo que resultan indispensables en una dieta sana y equilibrada.
Para eliminar o mitigar el olor que desprende al cocerla debido a los compuestos ricos en azufre, pondremos un trozo de pan empapado en vinagre en la olla o unas hojas de laurel.
Esta verdura, cuando es fresca, presenta una consistencia compacta y blanca. Para limpiarla, la vamos separando en ramilletes florales y los dejamos durante unos minutos en agua con un chorro de vinagre, luego la escurrimos y ya se puede cocinar.
Los ingredientes:
  • 1 coliflor de 750 g .
  • ½ litro de salsa bechamel
  • Queso rallado graso
  • Perejil picado
  • Mantequilla para gratinar
Hoy la vamos a preparar gratinada al horno, es importante no pasarnos en el punto de cocción ya que las vitaminas mueren y quedan en el agua. Simplemente pondremos una olla grande con bastante agua y sal al fuego y cuando hierva echaremos la coliflor. En cuanto vuelva a coger el hervor apagaremos el fuego y la dejaremos unos 10-15 minutos en el agua.
 La pincharemos con una puntilla, si se clava, ya terminará de cocerse en el horno. Sacaremos y dejaremos escurrir.

 En una fuente de horno con bordes altos, repartiremos los ramilletes. Naparemos toda la superficie con la salsa bechamel. Espolvorearemos perejil picado y el queso rallado. Repartiremos unas nueces de mantequilla y meteremos en el horno precalentado a 220º en la parte media-alta hasta que veamos la superficie de un tono  tostado (unos 15 minutos dependiendo de la potencia del horno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.