martes, 16 de octubre de 2012

Arroz tropical con piña y verduras




Es fácil que para estas fechas, ya entrados en el entretiempo del calor-fresco otoñal el cuerpo nos pida platos con un poco de calor tras el periodo de las ensaladas y cremas frías. Pero esta preparación se puede servir fría o templada, por lo que va a ser la delicia de l@s que como un servidor disfrutan del sabor de las verduras y las frutas.

La presentación puede ser espectacular si se dispone de un poco de tiempo, puede servirnos para un día de fiesta o una ocasión especial. Como segundo puede llevar un poco de cerdo con salsa agridulce que, para este caso, estaría bien la parte del solomillo, pero que le dedicaremos otra entrada.

Cuando se trata de preparaciones con verduras siempre tendremos la opción de variar los ingredientes según nuestros gustos y/o preferencias pero en esta entrada proponemos los que nos parecen más acertados por la neutralidad de unos y el sabor de otros.





Ingredientes para 3-4 raciones:

  • 250 g de arroz basmati (puede servir otro tipo)
  • 1 piña fresca grande (pueden ser 2 medianas)
  • 200 g de calabacín
  • 3 cebolletas tiernas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 puñado de alcaparras
  • 2 cucharadas soperas de piñones ligeramente tostados
  • 150 g de queso fresco
  • Aceite de oliva virgen suave
  • Sal y pimienta
  • 3 cucharadas de cilantro fresco picado fino



Preparación:

Abrir la piña longitudinalmente, quitamos la parte dura central y extraemos la parte carnosa que la cortamos a dados. En sartén calentamos 4-5 cucharadas de aceite y salteamos las cebolletas peladas y cortadas en diagonal, los pimientos cortados a dados y el calabacín  unos 5 minutos. En cacerola ponemos ½ litro de agua y pizca de sal. Cuando hierva echamos el arroz y lo cocemos al dente. Sacamos y enfriamos debajo del chorro, reservamos.

En la sartén de las verduras, añadimos los piñones  y los dados de piña. Salteamos el conjunto 2 minutos y añadimos el arroz. A fuego bajo vamos removiendo todo y aderezamos con sal, pimienta negra y el cilantro picado. Apagamos el fuego y volcamos en una fuente. Aliñamos con aceite de oliva y rellenamos las cascaras de la piña. Acabamos el plato rallando queso fresco por encima y un poco de pimienta negra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.