miércoles, 15 de febrero de 2012

Tornillos con verduras

En la actualidad la pasta se ha convertido en un alimento estrella a nivel mundial. Este preparado consiste en una masa cuyo ingrediente primero es la harina de trigo candeal aunque en otros lares como por ejemplo Oriente utilizan otros tipos de harinas (harina de alforfón o harina de arroz), mezclada con agua y en ocasiones huevo, sal, vegetales etc..,
A pesar de que este invento se le atribuye a los italianos algunos científicos encontraron unos fideos que al parecer tenían más de cuatro mil años en un tazón de barro sepultado bajo una capa de sedimento de tres metros de grosor cerca de un rio al noroeste de China por lo que su origen no está tan claro.
Hoy en día tenemos una gama tan extensa de tipos de pasta que se hace difícil su elección. Hay pasta seca y fresca, de formas diversas: largas, cortas, redondas, con formas variadas, de colores, rellenas, en fin, para todos los gustos y colores.
En esta receta vamos a utilizar las hélices o tornillos que, además de su peculiar forma la podemos encontrar de colores.
La preparación puede ocuparnos durante 20-30 minutos y podemos dar de comer a un número importante de comensales.
Ingredientes para 4 personas:
  • 400 g de pasta (se puede elegir formato y color)
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • Un puñado de judías verdes
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • Un puñado de tomatitos cherri o 1 tomate          
  • 1 berenjena
  • 1-2 zanahorias
  • 1 calabacín
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta

Mientras se calienta el agua para cocer la pasta, en cacerola ponemos 4-5 cucharadas de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas picadas, los ajos laminados y por este orden vamos añadiendo las zanahorias cortadas en lonchas o en laminas, los pimientos cortados en tiras, las judías verdes en tiras, el calabacín en dados, la berenjena en lonchas longitudinales y luego en tiras o en dados, y por último los tomatitos enteros o el tomate cortado en dados, salpimentamos en conjunto, removemos y dejamos tapado a fuego suave hasta que toda la verdura esté a nuestro punto; es decir, al dente o un poquito más pochada.
Una vez la pasta esté en su punto la escurriremos y la verteremos en la cacerola de las verduras, daremos unas vueltas y apagaremos el fuego. Podemos aliñar con un poco de aceite de oliva virgen crudo o simplemente como está, es un plato delicioso.
También podemos echarle un poco de queso rallado y una pizca de orégano. ¡Buonno appetito!¡Guten appetit!¡Good appetite!¡ хороший аппетит!¡ 津津有味!¡Bon profit!¡Buen provecho!....Ah! y muy buen dia!

COMENTARIO NUTRICIONAL

 La pasta en sus distintas formas y colores es unos de los alimentos que por su sabor neutro admite más variedad de combinaciones. En esta receta, la mezclamos con diversos alimentos vegetales, como las judías verdes, el pimiento verde y rojo, tomates, berenjena, zanahoria y calabacín. Todos ellos además de aportar color al plato, haciéndolo muy apetecible, nos ofrecen un mix de vitaminas (provitamina A, vitamina C, vitamina E) y minerales (principalmente potasio y magnesio) que enriquecen mucho su valor nutritivo. Podemos aprovechar para utilizar una cocción poco agresiva (como el wok, el papillot o el vapor) para dejarlas ‘al dente’ y evitar una mayor pérdida nutricional. Las calorías del plato vienen dadas por la pasta, un alimento muy energético, debido a su composición en hidratos de carbono. El aporte graso dependerá mucho de la cantidad de aceite añadido tanto para el aliño del plato como para la cocción de las verduras.
Esta receta vegetal es una buena oportunidad para educar a los niños en el gusto de las verduras y los platos vegetarianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.