miércoles, 7 de noviembre de 2012

Nuevos conceptos de salud: Bioelectricidad, Biorresonancia.



Estos conceptos, nuevos para una mayoría, incluso desconocidos, consisten en técnicas que permiten tratar el dolor físico y emocional y aún más, ayudan en la curación de enfermedades sin ningún tratamiento farmacológico. Se trata, en definitiva,  en estimular al propio cuerpo para que él mismo arregle y ordene las celulas que estan dañadas. En un intento de informar a quien le pueda interesar hemos subido al blog estos artículos. 




Bioelectricidad, medicina alternativa sin fármacos
Basado en la fusión de la homeopatía con la biorresonancia electromagnética, el Dr. Omar Viera presenta un equipo que permite diagnosticarnos desde casa.
La doctora Wang Yu-Ling, médico de la Universidad de Londres con PhD en la misma casa de estudios, y miembro del Comité de Expertos de la Asociación Mundial de Acunpuntura y Moxibustión (WFAS, por sus siglas en inglés), es la creadora del tratamiento por medio de la bioelectricidad, método por el cual mediante un equipo biorresonante se superan los efectos de la acupuntura, la presión digital y la fisioterapia clínica para el tratamiento del dolor en el cuerpo humano.
Ahora, desde la Universidad de Beijing, China, ofrece la cátedra y práctica de lo que publicó en su libro “Bioelectricidad y medicina china”.
La bioelectricidad se basa en la Medicina Tradicional China pero establece que los impulsos eléctricos propios del cuerpo humano obedecen al funcionamiento de sus órganos y la relación entre sus sistemas. Los desequilibrios entre estos producen dolencias que no solo se remiten a lo físico, sino también a lo emocional y lo psíquico.



Medicina alternativa basada en biorresonancia

Desde Beijing hasta Venezuela trajo esta disciplina el médico venezolano Omar Viera, fundador de Escuela Nacional de la Homeopatía y la Acupuntura y, así como miembro de la WFAS, organismo inscrito en la Organización Mundial de la Salud. “Si entendemos el cuerpo como el hardware de una computadora, sus partes y componentes, las funciones del mismo son el software, los programas que la hacen funcionar. De esta forma, hace falta una fuente de energía, correcta y permanente, para que esto suceda”.
Con esta vertiente tecnológica es de suponer que existan entonces equipos que manejen esta carga orgánica para el control de dolencias. “Por medio de la biorresonancia, se pueden recargar partes del cuerpo con cierta onda específica por medio de un aparato desarrollado para el uso casero que puede tratar enfermedades agudas, subagudas y crónicas, es un masajeador bioenergético”. Omar Viera asegura que incluso el dengue hemorrágico puede tratarse con un levantamiento de plaquetas al aplicarse en la espalda.
La tesis está en la unión de la sabiduría milenaria con aplicaciones modernas en la regulación de las energías del cuerpo humano. No sólo lo que tiene que ver con los llamados chakras, sino más bien en el intercambio necesario, y demostrado, de impulsos eléctricos que usa el cerebro para mover un brazo o animar el corazón, de la misma forma, esto sucede para el funcionamiento del páncreas, el hígado o el colon. Energía orgánica que proviene de los alimentos, que corre por la sangre e incluso es medible, aunque su carga sea ínfima.








 
Energía del cuerpo humano, bioelectricidad

Si quisiéramos comparar nuestra carga corpórea con alguna batería, la relación sería errónea. El tipo de energía que poseemos es de orden hertziano, detectada en músculos y cerebro para su funcionamiento, lo cual es medido en ondas electromagnéticas.
Así, un cuerpo debería “vibrar” entre 50 y 70 ciclos por segundos para estar sano, mientras que las enfermedades registrarían un exceso o un defecto de esa cantidad. Hacia allá irían las correcciones energéticas, volver al equilibrio.
Por tanto, los equipos que se dedican a eso no pueden ser axiales, como en las tomografías, sino de rebote. Envío y recepción por medio de los canales eléctricos del cuerpo que nos permita conocer la reacción de cierto órgano a una onda determinada, que harían la funciones de diagnósticos y medicamentos, en cada caso. Un ejemplo lo sustenta. “Cuando una persona tiene mucho sexo, de forma excesiva, sufrirá del riñón izquierdo, su corazón se desequilibra y sufrirá dolores en el medio de los omoplatos”.











Scio, biorresonancias curativa

Ante la duda por un lenguaje que pudiese sonar esotérico, recuerda al profesor William C. Nelson, genio matemático que trabajó con la Agencia Espacial Norteamericana (NASA). Desarrolló una terapia que bombardea el campo del aura, capa electromagnética que rodea a cada persona, para eliminar la somatización de enfermedades por medio de ondas biorresonantes.
El equipo, llamado Scio, emula y codifica el cuerpo en digital, es decir, que nuestro organismo funciona realmente como un equipo electrónico. Con cifras específicas: 9.600 revoluciones por centésima de segundo. Su estudio partió de la unión de la programación informática, las matemáticas, la homeopatía y la quiropráctica.
Viera culpa al poco conocimiento y respaldo de este tipo de trabajos, en la propia historia de Nelson, quien revirtió síntomas del autismo severo de su hijo Daniel, quien ahora es piloto comercial. “No se usan farmacéuticos, por lo se acaba la prescripción de medicamentos”.






Tratamiento sin medicinas

 Viera recuerda que la FDA (Food and Drug Administration), agencia norteamericana que aprueba o prohíbe fármacos en ese país, la cual avaló las vacunas contra la gripe aviar y porcina, lo que llamó un atentado contra la humanidad, nunca dio el visto bueno a la Quantum SCIO. “Este tipo de terapias atentan contra el mercantilismo de la farmacopea, por lo que se oculta que ya en la India existen vacunas experimentales para el VIH”. La autocuración no conviene económicamente. "El Doctor Nelson se tuvo que ir a Europa para que reconocieran su trabajo".

 

 Preguntas y respuestas:


  ¿Quién inventó la máquina? El sistema "SCIO" fue inventado y desarrollado por el Profr. William C. Nelson (Bill Nelson), en el año 1969. El Profr. Nelson radica actualmente en Budapest, Hungría.

A sus 16 años trabajó en el proyecto Apolo en la NASA. A sus 22 años tuvo a su primer hijo, el cual resulto ser Autista. El Profr. Nelson estudió Medicina, y al notar que la Medicina convencional no puede curar el Autismo, decidió incursionar en lo que conocemos como Medicina alternativa.
Conjuntando sus conocimientos tecnológicos (NASA, Trivectores y demás) y sus conocimientos en Medicina alópata y Medicina alternativa, Bill Nelson creo el QXCI que con el paso de el tiempo se fue perfeccionando y actualizando hasta llegar al ahora SCIO.
Principio del formulario Línea del tiempo

La historia comienza mientras el Profr. Nelson trabaja en el proyecto "Apolo". Su trabajo en el   Apolo 13 es esencial para que los astronautas re-arranquen el sistema de navegación para su seguro retorno a la Tierra.
En este proyecto, el Profr. Nelson aprende electrónica y las teorías trivectoriales de topología.
Su trabajo en el sistema "Gyro" le enseña sobre los múltiples tipos de "vectores de forma" que   después necesitará para desarrollar sus sistemas.
Mientras el Profr. Nelson asiste a la Facultad de Medicina, se da cuenta de la dominancia de la medicina sintética.
Mientras el Profr. Nelson atiende una conferencia de electro-acupuntura aprende los principios de la Medicina Energética.
Con su experiencia en electrónica el Profr. Nelson percibe los fallos de la electro-acupuntura de resistencia.
El Profr. Nelson desarrolla el primer sistema trivectorial de diagnosis.
Construye un análisis trivectorial de varios miles de homeopáticos.
Mide las frecuencias de resonancia de los puntos de acupuntura.
Desarrolla los análisis algorítmicos Fourier de reactividad.

Inicia los primeros pasos de la conexión trivectorial cibernética.
El Profr. Nelson registra su Sistema Trivectorial ante el FDA como un instrumento médico.
La FDA le comunica al Profr. Nelson sobre registros futuros. Se puede registrar un sistema para testar la electricidad del cuerpo y se puede registrar otro sistema para equilibrar el cuerpo eléctrico, pero no se puede registrar un sistema que haga ambas cosas.

Un sistema que pueda detectar anormalidades eléctricas del organismo y las pueda corregir a velocidades biológicas, no puede ser por tanto fabricado en los EE. UU.
El Profr. Nelson busca el apoyo de gobiernos extranjeros. Se traslada a Europa donde inicia contactos con diferentes gobiernos, especialmente con países del Este.

El gobierno Húngaro apoya la visión e ideas del Profr. Nelson que les ayudará a reducir el gasto   público médico.

El eslabón cibernético es posible. El eslabón cibernético permite exploraciones y terapias auto-foco para mayor efectividad y resultados óptimos.
El QXCI es un éxito dentro de la comunidad médica. En poco más de 7 años se venden alrededor de 6000 sistemas en todo el mundo.
Una idea nueva se comienza a gestar y a tomar forma. El Profr. Nelson continúa desarrollando el software del programa pero ahora más que nunca es conciente de que el hardware del sistema debe de ser desarrollado también.

   El SCIO es un hecho.
Una vez más Bill Nelson hace gala de su ingenio y don de palabra: "SCIO" proviene del latín  "saber, entender".
SCIO permite crear programas terapéuticos con paquetes visuales más potentes que maximizan   la efectividad de las terapias y permiten a la persona interactuar de una manera más directa   con el sistema.
Nacen las terapias deportivas específicas. Bill Nelson es invitado por el personal del club de fútbol "AC Milán", a trabajar en un programa específico para ellos ya que desde hacia 6 meses estaban usando el SCIO con sus jugadores como parte central de sus programa médico preventivo con excelentes resultados.

En la actualidad siguen con las investigaciones y el desarrollo del sistema
enriqueciéndolo con   más herramientas y descubrimientos.
Las nuevas políticas del FDA Norteamericano, obligan a Bill Nelson a hacer uso de su registro inicial del EPFX. Se revisa el software del sistema y el QXCI pasa a llamarse EPFX.
A la vanguardia de las nuevas tecnologías el Profr. Nelson continúa desarrollando el software del SCIO para mantenerse a la cabeza de las nuevas tecnologías aplicadas a la medicina bio-energética.
El sistema SCIO es hoy por hoy el sistema más avanzado de pre-diagnóstico y tratamiento energético.

¿Qué son los Miasmas?
Los Miasmas son información de cierta cantidad de toxinas benignas (levemente toxicas) heredadas genéticamente, provenientes de enfermedades venéreas que padecieron nuestros antepasados.

¿Qué es el Súper-consciente?
En nuestras terapias hacemos referencia a menudo al inconsciente/subconsciente.
Hay una parte verbal de nuestro cerebro donde formulamos y analizamos palabras. Éste es nuestra conciencia verbal. También hay una parte no verbal de nuestra mente que esta mucho más conectada con nuestro ambiente. La formación reticular en nuestro cerebro bajo actúa como filtro, para permitir que solamente el material más importante venga a nuestra mente verbal.

Son cerca de doscientos millones de impulsos nerviosos que vienen al cerebro cada segundo. También hay un infinito de estímulos provenientes del subespacio que vienen a nuestro sistema. La formación reticular filtra y descarta la mayoría de esto estímulos y permite que cerca de cien mil señales alcancen nuestras mentes verbales conscientes. De estas señales atendemos solamente a un número muy pequeño.
La mente verbal es el uno por ciento, del uno por ciento, del uno por ciento, del uno por ciento de nuestra experiencia total. La mente verbal trabaja imponiendo una estructura a las emociones para la expresión apropiada. Esto significa que su organización para la expresión verbal está impuesta ante la opinión de la mente verbal (consciente). De modo que aquello que finalmente llega a nuestras mentes ha sido condicionado y torcido por nuestras mentes verbales. Nuestras mentes verbales están tan fuera de contacto con nuestra realidad total.
Cuando una persona toca una baranda en un autobús automáticamente se expone a millones de microorganismos. Su uno mismo no verbal (inconsciente/subconsciente) comienza a reaccionar y a defender su cuerpo de dichos microorganismos. El sistema está enterado de hasta la más mínima y trivial exposición. La mente verbal no puede ser cargada con tanta información como ésta y en caso de intentarlo se vería sobrecargada.
Nuestros pacientes piensan a menudo que la mente verbal es todo. Dejaron que la mente verbal ampliara su control. Piensan que si entendieran su salud ésta aumentaría. La gran mayoría de las veces nuestros pacientes están enfermos porque se esfuerzan demasiado para querer entender sus cuerpos y no dejan al sistema no verbal (subconsciente) curarlo.

Tanto más piense en digerir su almuerzo, más su mente verbal (consciente) interferirá y la digestión se verá afectada. El curar y la reactividad no son para la mente verbal.
Nuestra sociedad se ha referido a la mente verbal como el consciente y equivocadamente se le ha representado como el conocimiento. Entonces, erróneamente llamamos a la mente no verbal el inconsciente/subconsciente. Nada podía ser más incorrecto. La mente no verbal es realmente súper-consciente. Buda dijo que las capacidades de este súper-consciente eran infinitas. Puede alcanzar cualquier cosa; es solamente una cuestión de tiempo.

De ahora en adelante llamaremos al inconsciente/subconsciente el súper-consciente. Nos disculpamos por cualquier malentendido o ambigüedad.
¿Qué o cómo son las terapias a distancia?

Nuestro avanzado Sistema de Biofeedback, Bioresonancia y TENS, trabaja a través del sub-espacio localizando la energía de la persona en cuestión, y de esta forma es posible aplicarle nuestras terapias desde la comodidad de su casa o en donde quiera que usted se encuentre. Para las mentes no científicas esto puede sonar misterioso, poco creíble e inexplicable; sin embargo, gracias a la Física Cuántica y a SCIO (nuestro Sistema) es posible todo esto y con resultados palpables y satisfactorios.

¿Qué es BioFeedback?
Feedback significa retroalimentación. El Biofeedback es la retroalimentación bilateral que se lleva acabo entre el sistema (computador) y el paciente. El SCIO le manda información al cuerpo y el cuerpo contesta con más información y gracias a esta interacción es posible identificar y corregir los imbalances energéticos existentes en la persona, los cuales son la causa de su malestar o patología.
¿Qué es Bioresonancia?
Es la ciencia que regula a un ser vivo por medio de sus propias ondas electromagnéticas.
La terapia por Bioresonancia es un tratamiento energético. El tratamiento actúa terapéuticamente con las energías (frecuencias) corporales propias del paciente.
Está basada en la Biofísica y la Mecánica Cuántica, la cual establece que todos los seres vivos están compuestos por campos electromagnéticos y que todo proceso bioquímico esta precedido por vibraciones y partículas subatómicas que dictan la conducta fisiológica individual.
Gracias a la Biofísica hoy en día sabemos que un campo electromagnético gobierna los procesos químicos del cuerpo, el cual además lo envuelve y lo recorre.


 (Información encontrada en internet, en diferentes webs)
  =======================================================================

A continuación dejamos las direcciones de otros sitios web donde se debate entre la verdad o no de este tipo de terapias. Asimismo queremos manifestar nuestra imparcialidad ante este tema que, aunque no vamos a opinar de momento, si podemos decir que hemos acudido a una consulta donde se trabaja con esta técnica para poder opinar y evaluar sobre nuestra  experiencia personal.

http://palabrasmovedizas.blogspot.com.es/search?updated-min=2012-01-01T00:00:00-08:00&updated-max=2013-01-01T00:00:00-08:00&max-results=1






































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.