miércoles, 11 de enero de 2012

Coca de tomate, atún y piñones


No hay banquete ni celebración en esta tierra que no tenga como aperitivo cocas de verduras y en particular la coca de tomate con atún y piñones. La base consiste en una masa de harina, aceite y agua que se puede hacer de diferentes maneras, dependiendo del  tiempo, las ganas  etc.
Hoy os voy a dar la fórmula para que montéis una coca en un periquete sin necesidad de levadura y demás complicaciones para quien no domine la técnica del amasado, levado y fermentado que comporta cualquier masa de pan.
El relleno de esta coca será de tomate frito pero se puede cambiar por cualquier otro que os guste más.
Además si no tenéis tiempo para hacer vuestra propia salsa de tomate podéis ponerla de conserva si conocéis alguna de confianza y sea buena, como hice yo para montar la que veis en la foto.
Para hacer una coca de 30x40 cm,  aproximadamente una bandeja plana de horno) necesitaremos:
Para el relleno
  • 650 g de tomate frito                                     
  • 2 latas de atún
  • Piñones
  • Aceite y  sal
Para la masa:
  • 500 g  de harina (y un poco más para manejar la masa)
  • 150 ml de aceite (de girasol, para que no dé mucho sabor a la masa)
  • 75 ml de agua
  • Pizca de sal
  • 1 huevo
Precalentaremos el horno a 200º. En un cuenco podremos la harina en forma de volcán y en el centro el huevo, el aceite, el agua y una pizca de sal y mezclaremos con las manos o con la ayuda de un tenedor hasta que se forme una bola.
Pasaremos la masa a una superficie plana enharinada y amasaremos durante 5 minutos hasta que esté bien mezclado y tengamos una bola fina y compacta.
Extenderemos  con las manos o con la ayuda de un rodillo en la bandeja de horno y formaremos un borde  para sujetar el relleno. Repartiremos el tomate uniformemente, el atún y espolvorearemos los piñones. Aliñaremos con un chorro de aceite de oliva por toda la coca y un poco de sal (podemos perfumarla con un poco de orégano) y también espolvorearemos con harina para que sujete el caldo del tomate. Introduciremos al horno durante 30-40 minutos. Cuando veamos que la masa del borde toma color dorado la sacaremos y dejaremos que pierda un poco de calor. Se puede comer templada, sin esperar a que enfríe del todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.