lunes, 30 de enero de 2012

Salteado de pescado y verduritas al estilo oriental

Es una combinación buena pero la magia que tiene es la textura de los ingredientes, simplemente salteados y conservando cada uno su propia esencia, unidos por el toque de la mezcla de especias. Podríamos encontrarlo en cualquier restaurante oriental pero en esta ocasión lo prepararemos en casa.
Ingredientes para 4 personas:
  • 250 g de rape cortado en dados
  • 250 g de gambas
  • Sal y pimienta
  • Zumo de ½  limón
  • 2 tallos de apio tierno
  • 2 calabacines
  • 1 pimiento rojo
  • 2 cebollas tiernas medianas
  • 100 g de setas shiitake
  • Aceite de oliva virgen
  • 3 cucharadas de jerez seco
  • 1 cucharada de curry
  • 1 cucharada de harina fina de maíz (maicena)
  • Ralladura de jengibre
  • 1 pizca de cilantro
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 100 ml de fumét de pescado (podemos hacerlo con las raspas del rape y un poco de perejil).

Cortaremos el rape a dados, pelaremos las gambas y mojaremos con el zumo de limón. Cortaremos las verduritas en rodajas, tiras y dados para hacerlo más divertido. En sartén pondremos  4 cucharadas de aceite y saltearemos el rape y las gambas a fuego vivo durante 3 minutos y reservaremos.
Añadiremos algo más de aceite y saltearemos las verduras a fuego medio durante 8-10 minutos hasta que estén al dente. Las mojaremos con el jerez, dejaremos reducir 1 minuto.
Mezclaremos la maicena con las especias, la salsa de soja y el caldo de pescado y añadiremos a las verduras. Dejaremos hervir 3 minutos. Añadiremos el rape y las gambas, daremos dos vueltas y listo.
Preparar este plato nos va a costar media hora y el resultado será un éxito que agradecerán los comensales. Hoy comida oriental!


 
COMENTARIO NUTRICIONAL
Esta receta está perfectamente equilibrada en cuanto a alimentos y nutrientes y técnicas de cocción. La cocción “al dente” en la que la temperatura no aumenta excesivamente, permite cocer las verduras pero dejándolas un punto más duritas, de esta manera conseguimos mantener la cantidad de vitaminas y minerales que con el aumento del calor se van desintegrando. Además, es una buena manera de incorporar pescado en nuestra dieta y qué mejor que el rape, sabroso y sin espinas. Se trata de un pescado blanco que contiene proteínas de alto valor biológico y cuyo contenido graso es muy bajo. Constituye una fuente importante de minerales como potasio, fosforo, magnesio, calcio, hierro y sodio. En cuanto a vitaminas, importante destacar las del grupo B.
En conjunto, es una receta que debido a su bajo contenido graso resulta fácil de digerir y de escaso valor calórico, perfecta dentro del contexto de la Dieta Mediterránea como plato semanal. Además, también es beneficioso para aquellas personas que siguen dietas de pérdida de peso. Probad a utilizar un wok para la cocción, con menos cantidad de aceite las verduritas os quedaran más “crujientes”!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.