lunes, 2 de enero de 2012

Salsa bechamel


No se sabe con certeza si es de origen francés o italiano aunque  es el resultado de añadirle leche a un roux blanco (harina tostada con mantequilla o margarina). Hoy en día está tan popularizada que se comercializa  hecha en todas partes pues sirve para acompañar muchos platos, por eso os recomiendo que aprendáis su preparación. Necesitamos:
  • 50-75 g de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharadas soperas colmadas de harina      
  • ½ litro de leche (vale la semi, entera etc.)
  • Sal
  • Nuez moscada

Ponemos una sartén a fuego bajo-medio y echamos la mantequilla para que se derrita en dos cucharadas de aceite de oliva y así evitar que se queme. Incorporamos la harina (mejor si la tamizamos con un colador para que no salgan grumos) y damos unas vueltas, cocinando para quitarle el sabor de harina y enseguida vamos añadiendo la leche de poco en poco sin parar de remover con cuchara de madera, así hasta conseguir verter toda la leche. Iremos removiendo a fuego bajo  para que no se nos pegue la salsa y se cocine. Si vemos que queda muy espesa le añadiremos algo más de leche.  A los 10-15 minutos estará hecha la bechamel, le rallamos un poco de nuez moscada y rectificamos de sal, probamos y lista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.