martes, 27 de diciembre de 2011

Musaka de salmón fresco


Musaka de salmón
 Hoy os presento un rico plato originario del Medio Oriente, típico de Grecia-Turquía del que abundan muchas variantes.  Parece ser que el origen del vocablo es árabe pero llegó a través de Grecia a Europa con algunos cambios.  Se podría decir que es como una lasaña de Italia pero que en lugar de capas de pasta se sustituye por láminas de berenjena. El relleno de la musaka suele ser cordero picado con tomate frito aunque caben toda clase de posibilidades como ternera, queso, bacón o pescados.
Vamos a montar una musaka que no es muy usual encontrarla en las cartas de los restaurantes y merece la pena probar: la musaka de salmón. En el mercado hay salmón de todas las maneras pero nosotros vamos a utilizar salmón fresco que vamos a dejar marinar 1 ó 2 horas antes de preparar el plato. Necesitaremos para 4 personas:
Salmón en marinada
  • 400 g de salmón fresco
  • 4 berenjenas medianas
  • 1-2 cebolletas tiernas
  • 3-4 tomates maduros
  • 2 cucharadas de harina
  • 500 ml de leche                             
  • Queso rallado para gratinar
  • Eneldo fresco
  • Sal y pimienta molida
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 limón
Comenzamos salpimentando los tacos de salmón fresco, lo pondremos en una fuente y lo rociaremos con el zumo de medio limón, aceite de oliva y eneldo por las dos caras. Reservaremos.
Despuntaremos las berenjenas de los extremos y pelaremos  a tiras para conservar algo de la piel. Cortaremos láminas a lo largo,  espolvorearemos con sal y pondremos a escurrir para que pierdan el amargo. Calentaremos una plancha y pasaremos las lonchas de las berenjenas y reservaremos al dente.
Picaremos las cebolletas en brunoise y pocharemos en sartén con 4 cucharadas de aceite. Añadiremos el tomate pelado y cortado en daditos. Mientras quitaremos la piel del salmón y cortaremos a daditos. Cuando el tomate esté frito echaremos el salmón y algo más de eneldo picado, daremos una vuelta y apagaremos el fuego. Reservaremos.
En cazo o sartén aparte pondremos un poco de mantequilla y tostaremos la harina, iremos añadiendo poco a poco la leche (se puede sustituir por un caldo de verduras) sin parar de remover con unas varillas hasta que tengamos una crema suave, rectificaremos de sal y añadiremos nuez moscada rallada al gusto y algo de eneldo.
Nos dispondremos a montar nuestra  musaka: engrasaremos una fuente de horno con aceite o mantequilla y cubriremos con una capa de berenjena, encima pondremos la mitad del relleno de salmón salteado con el tomate, volveremos a poner una capa de berenjena, otra con el resto del salmón y terminaremos con una última capa de berenjena que cubriremos con la bechamel y el queso rallado. Repartiremos unas nueces de mantequilla por encima y meteremos en el horno precalentado a 200º. Dejaremos durante 30-40 minutos. Cuando el queso se gratine y adquiera un tono dorado sacaremos nuestra musaka de salmón lista para comer. Está mejor acabada montada de un día para otro. Se puede guardar perfectamente en el congelador y calentarla en micro o en horno cuando vayamos a usarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.