lunes, 12 de diciembre de 2011

Roscón de Reyes

 
Roscón de Reyes
Próximos a las navidades os voy a subir recetas de platos y dulces que se suelen preparar en esta época, hoy vamos a trabajar el típico roscón de Reyes. Es una pena que no se encuentre el resto del año pues gusta a casi todo el mundo, tanto si es de nata como de trufa o incluso sin relleno.
Para montar un estupendo roscón  vamos a necesitar:
  • 500 g de harina de fuerza
  • 125 g de mantequilla o margarina
  • 125 g de azúcar molido
  • 15-20 g de levadura prensada de panadero
  • 4 huevos medianos,
  • 1 naranja
  • 1 limón,
  • Calabaza confitada(naranja y/o otras frutas confitadas)
  • 1 pizca de sal
  • Agua
  • Leche
  • Rón negro
  • Agua de Azahar
    (Con esta formula salen 2-3 roscones, según el tamaño que queramos)
    En nuestro cuenco para amasar pondremos 125 g de harina en forma de volcán, en el centro echaremos la levadura y la diluiremos en un poco de leche. Para hacer esta operación usaremos la punta de los dedos y poco a poco iremos mezclando con la harina hasta que se haga una bola de masa compacta (añadir algo de leche si es necesario). La trabajamos  5 minutos y la metemos en un bol en  lugar templado para que fermente.
Mientras esta masa fermenta prepararemos un jarabe(1/2 litro con estas proporciones:1/4 de agua+leche, 1/8 de ron, 1/8 de agua de azahar) con la leche, el agua templada, el ron, el azúcar el agua de azahar y unos azucarillos  3-4) impregnados del aroma de la cascara del limón y la naranja ( se puede rallar directamente un poquito de cada.
Ahora vamos a preparar lo que será la masa del roscón con la harina restante (375g) que pondremos en superficie enharinada y le daremos forma de volcán, en el centro echaremos los cuatro huevos y empezaremos a amasar, poco a poco le iremos añadiendo el jarabe que habíamos preparado con anterioridad e iremos trabajando hasta que la masa esté lo más fina posible y casi no se nos pegue a las manos.
Volvemos a mirar la masa que habíamos preparado primero y si vemos que ya ha comenzado a fermentar la mezclaremos con la segunda  masa, trabajándola bien y con fuerza hasta que estén totalmente amalgamadas, momento en que passaremos la masa a una tartera o un bol amplio  para que pueda aumentar a sus anchas (más del doble) durante 1-2 horas(dependiendo de las temperaturas de la masa, ambiente etc) en un lugar templado y sin corrientes de aire.Si vamos a hacer más roscos, dividiremos la masa en 2-3 porciones justo antes de fermentar. Cuando haya pasado el tiempo veremos que aquello está desconocido, es mucho más grande de lo que habíamos dejado; ahora lo pasaremos a una superficie enharinada con suavidad, intentando que no pierda el gas acumulado en su interior y procederemos a darle la forma a nuestro roscón.
Haremos una bola con la masa y con las puntas (las yemas) de los dedos abriremos un agujero en medio, lo iremos estirando con suavidad  a medida que lo vamos abriendo y ensanchándolo más y más, adelgazando los bordes (no ha de cerrarse) y al final le pondremos como una bola hecha con papel de horno en el centro para que no se cierre cuando haga el aumento.
Pondremos nuestro roscón en una bandeja o placa de horno sobre papel vegetal que podemos untar con un poco de mantequilla para que no se nos pegue. En este momento introduciremos el haba y la sorpresa (opcional, se puede introducir una vez horneado, en el momento de abrirlo para rellenar con nata o trufa). Dejaremos reposar de nuevo hasta que doble o triplique el volumen.IMPORTANTE: Tapar con film untado en aceite o guardar en un lugar resguardado para que no haga corteza, una vez bien fermentado no golpear ni sacudir). Ya a punto de meterlo en el horno precalentado a 200º pintaremos con huevo batido y lo adornaremos con trozos de calabaza-frutas de colores incrustados en la superficie, almendras fileteadas(opcional) y azúcar granulado (sin moler)(Tambien se puede espolvorear con azucar glass una vez horneado.  Es posible que se haga mejor en el tercio bajo del horno, dejaremos cocer hasta que tome un color dorado oscuro, seguramente en 15 minutos estará. Espero que os sirva para preparar el mejor roscón que hayáis comido nunca ¡Felices Fiestas!









 
 
COMENTARIO NUTRICIONAL
Los ingredientes que se utilizan para la elaboración de este dulce navideño son totalmente naturales en la mayoría de las panaderías y pastelerías donde lo podemos encontrar. Aunque hoy en día, ya se fabrican de manera industrial en supermercados y grandes superficies. Por ello, desde Lamardecuina os recomendamos que sea artesanal, ya que siempre será más sano, más natural y como siempre, podemos elegir la cantidad de los ingredientes que utilizamos para su elaboración.
Partiendo de la base de que es un alimento elaborado con ingredientes que contienen altas dosis de hidratos de  carbono (azúcares simples), podemos decir que se trata de un postre  bastante calórico. Se calcula que contiene  entorno a las 370  calorías por cada cien gramos de producto.
En el Roscón, debemos destacar su contenido en proteínas, debido a la utilización de alimentos como los huevos o la leche para la elaboración del relleno y también el aporte de azúcares simples procedente del azúcar (glucosa) y las frutas confitadas (fructosa). Si además el roscón lo rellenamos de nata o chocolate, el aporte energético será lógicamente mayor.
Pero… ¿Qué seria una semana de Reyes sin el típico Roscón?
Este postre navideño es una buena elección (siempre controlando la cantidad consumida), ya que se trata de un postre tradicional que nos endulzará el paladar en estas fechas señaladas. Y como bien dice el refrán…









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.