sábado, 17 de diciembre de 2011

Saquitos de rape y gambas


Saquitos rellenos
 Este plato luce mucho en una cena especial y resulta muy agradable y ligero después de unos entrantes abundantes compartidos (que suelen llenar más de lo previsto). Seguro que nos quedará hueco para el postre y los turrones.






Para 4 personas necesitaremos:
  • 1 cola de rape de 500-600 gr
  • 400 gr de gambas (si no se tiene tiempo de pelar venden en los congelados)
  • 1 paquete de pasta philo (si no encontramos lo podemos hacer con hojaldre)
  • 600 ml  de caldo de pescado (se puede hacer con la cabeza y la espina del rape, 1 cebolla y manojo perejil)
  • Harina para ligar la salsa
  • 1 copa de brandy
  • Mantequilla
  • 1 bouquet de hierbas (1 hoja verde de puerro que envuelve 1 ramita de perejil, 1 hoja de laurel y 1 ramita de tomillo)
  • 2 dientes de ajo
  • Cebollino
  •  Aceite de oliva
Si hemos pelado las gambas pondremos las cabezas y las pieles a rehogar con tres cucharadas de aceite y cuando estén doradas añadiremos una cucharada de harina, lo removeremos y enseguida echaremos la copita de brandy removiendo hasta que reduzca el alcohol. Seguidamente incorporaremos el caldo, el hatillo de hierbas, un diente de ajo chafado y punto de sal. Dejaremos reducir durante 30 minutos y lo pasaremos por el colador. Reservaremos.
Bouquet garní
Cortaremos el rape a daditos, lo salpimentaremos y doraremos ligeramente en la sartén con una cucharada de aceite, dejaremos que se atempere. Saltearemos  después las gambas hechas a cuadritos igual que los del rape y reservaremos.
Mientras, extenderemos una hoja de pasta que pintaremos con mantequilla, cortaremos cuadrados de pasta de suficiente tamaño para hacer como un saquito, el cual llenaremos con una mezcla que haremos del rape con las gambas y la salsa (debe de estar todo atemperado). Juntaremos las puntas del cuadrado de pasta y lo ataremos con cebollino o con tiras hechas con la parte verde del puerro que es más resistente.
Reservaremos un poco de la salsa para adornar.  Una vez hechos los saquitos los meteremos en el horno precalentado a 200º. Cuando el saquito empiece a tomar color ya estarán a punto. Montaremos el plato con dos saquitos y decoraremos con unas trazas de salsa, tres colitas de gamba y un poco de cebollino picado.

COMENTARIO NUTRICIONAL
Para aquellos que les guste el pescado, sin tener que limpiar las espinas, el rape es vuestro pescado. Aquí en nuestro país se comercializa el rape  blanco, de nombre Lophius psicatorius Linnaeus. Se trata de un pescado blanco, con un bajo contenido en grasa (no supera los 2 gramos por cada 100g de producto). Constituye una importante fuente proteica (proteínas de alto valor biológico), así como de minerales como potasio (K), fosforo (P), magnesio (Mg), calcio (Ca), hierro (Fe) y sodio (Na). En cuanto a sus vitaminas, cabe destacar el aporte del grupo B.
El rape resulta muy adecuado para los más pequeños de la casa, las personas mayores con dificultad para la masticación y para aquellos que no estén muy acostumbrados al consumo de pescado, pues la consistencia de su carne es firme, muy sabrosa y no tiene espinas. Al tener dicha composición es un pescado que admite múltiples preparaciones culinarias (al horno, en salsa, a la plancha…). Además, debido a su bajo contenido en grasa es de fácil digestión, de escaso valor calórico (importante aquí el tipo de elaboración), lo que beneficia a quienes siguen una dieta para disminuir su peso o para aquellos que tengan problemas digestivos.
Estamos convencidos de que os va a encantar, además de bueno, permite hacer una bonita presentación de los platos, siendo más atractivos y apetitosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.