lunes, 12 de diciembre de 2011

Patatas panadera


Aunque su nombre haga referencia al pan no llevan ni harina ni nada que tenga que ver con el pan, son simplemente unas patatas muy ricas que se usan en los restaurantes  de gama media-alta  para el acompañamiento de muchos platos de todas clases, tanto de carnes guisadas, a la parrilla, estofadas como de pescados al horno, a la espalda o a la sal. Para calcular la ración por persona se suele emplear una patata mediana para c/u. Os las recomiendo como guarnición de cualquier plato para estas fiestas  en las que se suele cocinar bastante ya que resultan sabrosas  y si sobran se pueden convertir en  la cena : huevos rotos con jamón y patatas, deliciosas ¡
Por lo tanto para 4 personas necesitamos:
patatas panadera
  • 4 patatas medianas (si es buena mejor)
  • 2 cebollas
  • Pimienta blanca
  • Sal fina
Para empezar cortaremos la cebolla en juliana (bien fina), pondremos una sartén al fuego con 5-6 cucharadas de aceite y la pondremos a pochar. Cuando este transparente y melosa la reservaremos. Por otra parte cortaremos las patatas en aros de 2-3 mm de grosor, los pasaremos por el chorro de agua para quitarles el almidón y las pondremos en sartén con aceite (puede ser en la misma de la cebolla añadiendo algo de aceite), hasta que estén blandas. Prepararemos una fuente  o placa de horno, la engrasaremos con aceite o margarina para que no se peguen  y montaremos las patatas en forma de escamas (que monten un poquito una sobre otra). A continuación las condimentaremos con sal  y pimienta blanca, colocaremos sobre ellas la cebolla pochada, repartiremos por encima del conjunto unas nueces de margarina y las meteremos en el horno a media altura precalentado s 200-220º. Cuando empiecen a tomar color dorado las sacaremos y ya haremos uso de ellas como nos interese. Ya me contareis ¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.