domingo, 18 de diciembre de 2011

Tarta de manzana

 
Es un clásico de la repostería y hoy en día la preparación no lleva más de media hora ya que podemos utilizar la masa de hojaldre que se vende en las grandes superficies.
Para que nos quede jugosa y tierna le pondremos un fondo de crema pastelera, es fácil de hacer y valdrá la pena.
Para preparar crema pastelera necesitaremos:
  • 50 g de azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • 1 vaina de vainilla
  • 250 ml de leche       
  • 25 g de mantequilla
  • 25 g de maicena
Y para la tarta:
  • 1 Hoja de masa de hojaldre
  • 3-4 manzanas tipo granny smith de sabor ácido
  • Azúcar
  • confitura de albaricoque
Batiremos en un cuenco el azúcar, las yemas de huevo y la maicena. Abriremos media vaina de vainilla y rasparemos con la puntilla unas pocas semillas que las introduciremos en un cazo con la leche y llevaremos a ebullición. En cuanto empiece a hervir retiraremos del fuego  y con una tercera parte de la leche iremos mezclando las yemas. Mezclaremos ya con el resto de la leche sin dejar de remover con las varillas y lo volveremos al fuego, en cuanto coja el hervor mantenemos 1 minuto y sacamos, filtramos para quitar cualquier semilla o grumo y reservamos hasta que se enfríe del todo. Mientras untaremos un molde con mantequilla y espolvorearemos un poco de harina y lo forraremos con la lámina de hojaldre, cortaremos con tijeras el hojaldre que sobresalga del molde. Distribuiremos una capa de crema pastelera de medio cm sobre el hojaldre. Pelaremos las manzanas, quitaremos las pepitas y el corazón e iremos sacando láminas muy finas que las colocaremos en abanico sobre la crema superponiendo cada lámina de manzana sobre la anterior. Una vez colocada toda la superficie espolvoreamos un par de cucharadas de azúcar sobre la manzana y la introduciremos en el horno precalentado a 200º durante 15 minutos.  Pasado el tiempo bajaremos la temperatura a 150º y hornearemos durante 5-10 minutos más. Cuando la manzana esté dorada y veamos que el hojaldre está hinchado la sacaremos del horno. Podemos conferirle brillo pincelándola con una confitura de albaricoque estando la tarta aún caliente. 



COMENTARIO NUTRICIONAL

La tarta de manzana que hoy os recomendamos es un postre dulce para tomar junto con cualquier infusión, té o café. Su elaboración admite ciertas variantes al gusto y preferencias del consumidor, como por ejemplo: la variedad de manzana a utilizar, la incorporación o no de crema pastelera en su interior, la cantidad de azúcar a añadir, la sustitución de mantequilla por aceite de oliva, etc.
En este caso, hemos elegido la variedad de manzana ‘Granny Smith’, ya que es más ácida y arenosa, de pulpa blanca y textura crujiente. La podemos distinguir fácilmente, pues su piel es completamente verde con un moteado blanco muy aparente.
Una de las ventajas de utilizar esta fruta ácida es el largo periodo de vida de ésta. Además es una alternativa más de tomar fruta de temporada invernal, pues muchas veces nos cansamos de tomar la misma fruta, fresca y sin ninguna elaboración.
En cuanto a sus características nutricionales, la manzana es rica en agua, pectinas (hidrato de carbono que forma parte de la fibra soluble), azúcares y vitamina C. Para la elaboración de la tarta, os aconsejo incluir también la piel, ya que es en ella donde encontramos las vitaminas y la fibra en mayor cantidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.