domingo, 11 de diciembre de 2011

Pizza de mariscos

tomate de rama
Es una pizza que se suele hacer en zonas bañadas por el mar puesto que son ingredientes característicos  de la zona.A modo de curiosidad  diremos que  la montaña  nos sugiere platos de carne, guisos, cocidos y las  zonas costeras pescados, mariscos, ensaladas.No obstante hoy en dia los transportes se encargan de llevar todos los productos muy frescos a los lugares más recónditos de la geografía y podemos encontrar tanto un marisco vivo en el interior como una buena  chuleta de ternera gallega en la costa.
Para preparar esta pizza necesitaremos, para la masa:
Harina-masa
  • 300 g de harina de trigo de fuerza
  • 15 g de levadura de panadero 
  • 200 ml de agua mineral
  • 1 cucharilla de café rasa de sal      
Y para el relleno:
  • 18 gambas peladas (venden unas congeladas ya peladas)
  • 10 mejillones (venden congelados ya hechos que están bien)
  • 250 g de tomates pelados
  • Aceite de oliva virgen y sal
  • Orégano o tomillo
  • Mozzarella di búfala

Esta fórmula nos sirve para preparar la base de casi todas las pizzas; comenzamos poniendo la harina en un bol donde podamos mezclar bien los ingredientes sin derramarlos y le damos forma de volcán, añadiremos el agua templada (no caliente)y disolveremos la levadura, la sal y una cucharada sopera de aceite de oliva. Trabajaremos la mezcla durante unos 5 minutos hasta que tengamos una masa dura y húmeda.
Pasaremos la masa a una superficie enharinada y seguiremos trabajándola, estirando, rompiendo y uniendo de nuevo durante 10 minutos. Después haremos una bola , la pondremos en un recipiente amplio (la masa tiene que doblar el volumen), la dejaremos empolvada con harina  y tapada con un trapo seco durante al menos 1 hora en un lugar templado.
Mientras pelaremos los tomates, los abriremos y los estrujaremos para quitarles el jugo y los trocearemos. No nos olvidemos de precalentar nuestro horno a 220º. Pasado el tiempo veremos que la masa ha doblado el volumen; pueden salir dos pizzas dividiéndola en dos mitades o una más grande que luego podemos partir en porciones. Extendemos la masa con las manos y la pondremos en una bandeja de horno plana de bordes bajos untada con aceite.
 
Se puede extender con rodillo para hacerla más fina. Seguidamente repartimos sobre la pizza el tomate y lo aliñamos con un chorrito de aceite y pizca de sal. A continuación las gambas y los mejillones y después el queso mozzarella a lonchas o a trozos, como mejor nos venga. En seguida la metemos en el horno durante 15 minutos y cuando veamos que la masa está doradita la sacaremos y la espolvorearemos con  orégano a gusto. Nuestra pizza de marisco está lista para comerla ¡


pizza de mariscos






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.