viernes, 30 de diciembre de 2011

Verduritas en tempura al estilo japonés


Hola amigos, hoy os propongo un plato que podría servir como entrante y también como acompañamiento de carnes o pescados: verduras envueltas en una camiseta crujiente. La mezcla de colores y texturas junto a la variedad de verduras hacen este plato agradable y divertido y a los pequeños de la casa que siempre ponen “peros” a las cosas verdes  les va a encantar si además se les ofrece en compañía de un arroz pilaf.
Para preparar este plato para 4 personas necesitamos,
Para la salsa:
  • 5 cm de raíz de jengibre pelada y rallada
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharadita de miel clara      
  • 100 ml de agua hirviendo
Las verduras:
  • 300 de cogollitos de coliflor o de brócoli
  • 2 zanahorias grandes peladas y cortadas a palitos
  • 1 cebolla partida en aros
  • 1 pimiento rojo cortado en palitos iguales que la zanahoria
  • 100 g de champiñones pequeños pelados
Y para el rebozado:
  • 125 g de harina (puede ser integral)
  • 1 cucharada de harina de maíz (Maicena)
  • 300 ml de agua muy fría (aproximadamente)
Comenzamos preparando la salsa mezclando bien en un bote pequeño y agitando enérgicamente. En un cuenco o bol introducimos todas las verduritas, les echamos la salsa por encima y a continuación escaldamos con el agua hirviendo. Revolvemos y dejamos enfriar.
Mientras tanto preparamos la pasta de tempura: en un cuenco ponemos la harina de trigo, la de maíz,  sal y vamos añadiendo el agua fría poco a poco removiendo continuamente hasta formar una pasta espesa pero ligera. Podemos infusionar unas hebras de azafrán en un poco de agua y añadir (fría) al agua de la tempura para darle una nota de color y sabor. Nos dispondremos a freír: prepararemos una sartén poco ancha pero profunda con una buena cantidad de aceite, pasaremos las verduras por harina seca, las espolvorearemos bien para quitarles el exceso y las rebozaremos con la tempura introduciéndolas en seguida en la sartén con el aceite muy caliente. Iremos friendo de poco en poco para que no pierda temperatura hasta que adquieran un color dorado. Sacaremos con una espumadera y las dejaremos que escurran sobre papel absorbente. Pondremos la salsa aparte y serviremos inmediatamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias, tu comentario es importante para seguir aprendiendo.